Cómo calcular IVA en Argentina
IVA Argentina comocalculariva.com

Cómo calcular IVA en Argentina

Argentina es uno de los países que más controversia ha traído en función de sus acciones en temas fiscales y tributarios. Recuerda que los principales ingresos de una nación se basan en los impuestos, por lo que es necesario estar al día para contribuir al bienestar del país. Por tal razón, apunta a continuación, cómo calcular IVA en Argentina. También, algunos datos de interés para quienes se adentran en el mundo de las finanzas.

Tabla de contenido

¿Qué es el IVA?

Para nadie es un secreto que el IVA es un Impuesto al Valor Agregado o una imposición al consumo. Este aplica tanto para ventas, para la prestación de servicios, como para las importaciones que se realicen de ciertos bienes. Por lo general, este gravamen se evidencia en bebidas, alimentos, vestimenta, combustible, servicios públicos, artículos de higiene personal, perfumería, entre otros.

Argentina es uno de los países latinoamericanos con uno de los IVA más alto de la región. Este se ubica en un porcentaje del 21% por encima del precio de venta de un servicio o producto. Por esta razón, este ha sido un tema de mucho debate, especialmente en los últimos años.

Cómo se calcula el IVA

Calcular el IVA puede parecer un procedimiento complejo que se debe dejar solo para expertos. Sin embargo, es un proceso sencillo que se puede entender con el siguiente ejemplo:

    • Un producto posee un precio de venta de $100.
    • Para poder recargar la imposición, se debe multiplicar por 0,21 (número obtenido de la división de 21/100).
  • Al realizar la operación, 100 x 0,21= 21, que es la cantidad que se va a sumar por concepto de IVA al precio de venta.
  • La cantidad se expresaría así: $100 (precio de venta sin IVA)+ 21 (IVA)= $121. Este sería el importe total que debe cancelar el consumidor por el producto.

Por el contrario, puedes que desees determinar el IVA de un producto con un precio exacto. Para ello, solo toma el precio total que cancelaste y divídelo entre 1,21, si fue a tasa general o estándar. La operación quedaría de la siguiente manera: $121/1,21= 100. El resultado es el costo del producto o servicio sin IVA.

Tambien puedes usar nuestra Calculadora de IVA

Declarar el IVA

Si eres un emprendedor o empresario es necesario que cada cierto tiempo declares los impuestos ante la administración pública. Para ello, es necesario que conozcas los mecanismos de compensación que se generan al realizar la compra de insumos para la prestación de un servicio. Para entenderlo, se suministra el siguiente ejemplo:

  • La empresa X vende sus productos por $100 pesos a la empresa Y para realizar su actividad comercial. Si se le aplica una tasa estándar de IVA, el monto a pagar por el artículo es de $121. La empresa X paga al fisco un total de $21 por concepto de IVA de esa venta.
  • Por otra parte, la empresa Y comercializa sus servicios a $200, al aplicársele el gravamen al 21%, el costo al consumidor es de $242 pesos. El monto del IVA es de $42 pesos.
  • Sin embargo, al momento de declarar ante el fisco, la empresa Y presentas las facturas de compra de productos. Entonces paga la diferencia, que en este ejemplo quedaría así: $42-$21= $21 pesos por concepto del servicio prestado.

Este es un ejemplo sencillo donde se omiten fases del proceso productivo, sin embargo, ejemplifica como realizar la declaración del IVA. Esta declaración se puede llevar a cabo de forma mensual o trimestral, según lo establezcan las leyes fiscales.   

En términos tributarios, se habla de débito fiscal al que se forma al aplicar la alícuota por concepto de IVA. Ahora bien, el crédito fiscal es el que se genera al comprar insumos o pagar servicios para ejecutar una actividad comercial. La diferencia entre ambos es lo que se declara ante el fisco.

Tipos de IVA en Argentina

Al igual que en otros países, Argentina cuenta con una tasa diferencial para distintas categorías. Es por ello, que dentro de sus finanzas podrás encontrar:

  • IVA a tasa estándar o general: Esta es del 21% y se aplica para la mayoría de los productos y servicios.
  • IVA a tasa aumentada: Este es una imposición del 27% para servicios de telecomunicaciones, gas, electricidad, utilizados principalmente por las empresas o industrias.
  • IVA a tasa reducida: Es un recargo del 10,5% para artículos de necesidad entre ellos las medicinas, alimentos como carnes, granos, frutas y legumbres. Se incluyen en este grupo las labores agropecuarias, plantación, siembra, taxis, eventos culturales, entre otros.
  • Tasa súper reducida: Se ubica en el 2,5% y es aplicable a ciertos periódicos o revistas, así como productos o servicios de primera necesidad.
Tipos de IVA Argentina

El IVA al ser una tasa que se impone al consumidor, es considerado un impuesto indirecto aplicado sobre el producto o servicio. Por esta razón, no afecta los ingresos del contribuyente, pero, si es de gran impacto en las personas con menos ingresos. De allí, que las críticas en sistema tributarios se enfoquen a la reducción de este impuesto.

Productos y servicios exentos de IVA

Como en toda nación, también, existen algunos productos exentos de IVA o cuentan con una tasa súper reducida. Entre ellos se encuentran:

  • Ventas: En el área de las ventas se exceptúan del IVA a periódicos, libros, diarios, estampillas de correo,  agua, pan y leche. También, a boletos para funciones teatrales, billetes para el transporte público y las exportaciones.
  • Servicios: Entre los servicios se encuentran los prestados por las escuelas privadas anexadas al ministerio público, las agencias de lotería y los servicios domésticos.

Estos, por lo general, son productos y servicios considerados de primera necesidad, por lo que el ejecutivo o el sistema tributario los exime del pago del IVA. Por tal razón, desde hace algunos años se recomienda una revisión significativa con propuesta de modificación.

En resumen, calcular el IVA no es un procedimiento tan complejo si se conocen los factores que intervienen en las operaciones. Aprende a llevar las cuentas por ti mismo y determina lo mejor para tus finanzas en materia tributaria. Recuerda sé un buen ciudadano al cumplir con tus obligaciones.